Palermo adv. Team -RUNNING TEAM-
  PREDISPOSOCION DE LESION EN RODILLA EN MUJERES  
 
 
 
 

¿Por qué las mujeres tienen más predisposición que los hombres a sufrir lesiones en el Ligamento cruzado anterior (LCA)?

 

La rodilla está constituida por tres tipos de articulaciones: entre el fémur y la tibia, entre el  fémur y la rótula y entre la tibia y el peroné. Las estructuras se mantienen en contacto gracias a los ligamentos, meniscos y músculos, lo que permite que soporte un gran peso y tensión con los movimientos, giros, saltos y toda acción donde se vea involucrada.

Para introducirnos en esta patología es importante saber que el LCA es un gran estabilizador de la rodilla y una de sus funciones principales es limitar el desplazamiento anterior de la tibia.

La ruptura o estiramiento excesivo de este ligamento es una de las lesiones mas temidas por los deportistas, debido al tiempo que se requiere para su recuperación. Sus causas más frecuente se deben al gran aterrizar tras un salto, a cambios súbitos de dirección (ej: giros bruscos con la pierna fija en el suelo) y detenerse de manera repentina durante una carrera, en el caso de los corredores.

 

Las mujeres son más propensas a sufrir este tipo de lesión, dada por sus características anatómicas, neuromusculares y hormonales.

A nivel anatómico se observa:  

  • Pelvis mas ancha con lo cual produce una alteración en la alineación de sus miembros inferiores.
  • Escotadura intercondilea estrecha (lugar anatómico donde se aloja el LCA) hace que el ligamento sea mas pequeño y esto predispone a la rodilla de la mujer a la lesión del LCA.

Con respecto a las caracteristicas neuromusculares:

  • Debilidad de los rotadores externos de la cadera y de los abductores, afectan al control de los miembros inferiores.
  • Disbalance muscular: Por la tendencia de la mujer a adoptar una actitud más erecta con menos flexión de las caderas y rodillas en maniobras de cambios de dirección y de recepción en salto. Este hecho conlleva a contraer el cuadriceps en mayor grado que los isquiotibiales, provocando un disbalance muscular entre el cuadriceps y los isquiotibiales.
  • Además se determinó que la propiocepción de la rodilla, es decir la capacidad para detectar los movimientos de la articulación, sobre todo en extensión, era menos eficiente en la mujer, lo que posiblemente la  predispone  a sufrir más frecuentemente lesiones de la rodilla, particularmente del ligamento cruzado anterior.

 

Actualmente no se conoce con exactitud sobre los efectos que las hormonas pueden tener en el LCA y en el riesgo de lesión.

Si bien son varios los estudios que demuestran que después de la pubertad, la laxitud del ligamento y la flexibilidad en las articulaciones suelen aumentar en las mujeres y disminuir en los hombres, lo cual producen mayor numero de lesiones.

Si bien todos estos factores predisponentes se han demostrado mediante estudios, se continúa con las investigaciones. 

 

  

 

Para mayor información:

Libros:

-          Prevención de lesiones en el deporte; Autores: Romero – Tous   -Editorial medica panamericana

-     Medicina deportiva clinica, tratamiento medico y rehabilitacion – Autores: Walter. R Frontera, Stanley A. Herring, Lyle j. Micheli, Julie k. Silver – Editorial: Elsevier Sandeurs.

 

Gentileza Daniela Quintero Asociación Argentina de Kinesiología www.aadk.org.ar